Este hombre interpela y deja muchas preguntas en el aire que cada cual tratará de responderse. Cada cual se las responderá con su bagaje, sus conocimientos y su historia personal. El cristianismo es la nuestra. Pero está bien asomarse a las otras, aunque nos sean profundamente desconocidas.
Gracias, José Luis.